Tripofobia: la extraña pero común fobia a los hoyos

Tripofobia

A diferencia de lo que ocurre con otras fobias, la tripofobia es un miedo social aprendido y, aunque poco conocida, se trata de una fobia bastante común que obsesiona a los expertos de la University of Essex.

Entiende de qué va esta extraña pero común fobia a los hoyos, cuáles son sus causas, cuáles sus síntomas más comunes, cómo puede tratarse y más, a continuación.




¿Qué es la tripofobia?

tripofobia
Fuente: F. JIMENEZ MECA / Shutterstock

Desde hace ya algunos años, dos investigadores de la University of Essex se han empeñado en descubrir la raíz de esta extraña fobia. Geoff Cole y Arnols Wilkins han dedicado buena parte de sus esfuerzos en la comprensión de la tripofobia.

Luego de realizar numerosas investigaciones con adultos de entre 18 y 55 años de edad, determinaron que alrededor de un 15% de los sujetos manifestaba sentimientos de rechazo y repulsión frente a ciertas imágenes de agujeros.

Por increíble que parezca, se estima que 1 de cada 4 personas presenta estos sentimientos, lo que convierte a esta fobia en una de las más comunes.

Sin embargo, estas sensaciones no son desencadenadas por cualquier secuencia de hoyos, sino que por lo general obedecen a patrones visuales geométricos de la naturaleza, que recuerdan tanto a la coloración y textura de la piel de animales venenosos, como a cicatrices y ampollas ocasionadas por enfermedades y heridas.

Según los investigadores, el sentimiento de rechazo ante este tipo de imágenes podría encontrar su raíz en nuestros ancestros. Antiguamente, cuando los recursos eran escasos, las enfermedades causaban grandes estragos y los parásitos que penetraban en la piel ocasionaban inflamaciones graves. Se supone que este temor fue aprehendido y transmitido a las generaciones siguientes.

¿Qué tipo de imágenes producen fobia?

tripofobia
Fuente: Eric Isselee / Shutterstock

Los estudios demostraron que las imágenes de moho y lesiones de la piel causan repulsión en las personas y que generan una mayor oxigenación del cerebro. Es probable que el desagrado por este tipo de imágenes sea un mecanismo de defensa no solo para evitar la oxigenación excesiva, sino también para evitar cualquier tipo de objeto que suponga un riesgo de contaminación. De acuerdo con los expertos, este mecanismo funciona de manera exagerada en las personas que sufren de tripofobia.

Algunas de las imágenes que pueden generar los sentimientos de rechazo y desagrado típicos de esta fobia son colmenas de abejas o semillas de plantas, e incluso otras como chocolate aireado o círculos diseñados sobre la piel.

Síntomas más comunes:

  • Picazón
  • Cosquilleo
  • Ansiedad
  • Náuseas
  • Temor persistente
  • Crisis de angustia

¿Qué tratamientos existen?

tratamiento tripofobia
Fuente: Photographee.eu / Shutterstock

Tal como ocurre con otras fobias, la terapia de exposición suele ser efectiva en el tratamiento de la tripofobia. El afectado se enfrenta a las imágenes causantes de malestar, y así la exposición gradual va ayudando al control de la fobia.

Asimismo, la terapia cognitivo conductual es otra de las más recomendadas en estos casos, ya que se propone modificar los sentimientos irracionales y el impacto que tienen sobre su vida.

Entre los medicamentos indicados para su tratamiento se incluyen betabloqueadores, antidepresivos y calmantes. Cabe destacar que solo un psiquiatra puede indicarlos luego de una evaluación médica y que solo se indican cuando los síntomas son tan severos que afectan la calidad de vida del individuo.

Share