Qué es el síndrome de Asperger, enterate de todo ahora

síndrome de Asperger

El Síndrome de Asperger aparece en el manual DSM-IV como uno de los cinco trastornos generalizados del desarrollo, más concretamente como un trastorno del espectro autista.

Los trastornos del espectro autista son definidos por el DSM-V por la presencia de “déficits persistentes en la comunicación social y en la interacción social en múltiples contextos, actualmente o por historia previa”. Entiende todos los detalles que se ocultan por detrás de este síndrome, a continuación.




Qué es el Síndrome de Asperger

El Síndrome de Asperger es considerado como un trastorno neurobiológico que afecta el desarrollo normal del individuo. Aunque resulta difícil estimar con precisión cuál es su incidencia global, las estadísticas indican que afecta a aproximadamente 1 de cada 250 niños.

Los niños que lo padecen comparten muchos de los síntomas que las personas que tienen autismo de alto funcionamiento. Se cree que los varones son más propensos a desarrollar esta enfermedad que las niñas.

Según el Asperger Syndrome Coalition of the United States, este síndrome suele diagnosticarse más tardíamente que el autismo, solo después de los 3 años de edad.

Causas

Aunque aún se investigan sus causas, muchos investigadores se inclinan hacia una serie de anormalidades cerebrales que generan diferencias estructurales y funcionales. Además, el factor genético y algunos disturbios tales como la depresión y el trastorno bipolar podrían incidir en su aparición.

Algunas de sus características principales:

  • Interacciones sociales pobres
  • Escasa empatía
  • Obsesión con temas complejos
  • Discurso robótico o repetitivo
  • Escasas expresiones faciales
  • Dificultad de interpretación del lenguaje corporal
  • Sensibilidad excesiva frente a los estímulos sensoriales
  • Inmadurez
  • Atrasos motores
  • Movimientos torpes
  • Intereses limitados

Cabe destacar que el coeficiente intelectual de los niños con Síndrome de Asperger suele estar por encima de la media y, sin embargo, presentan dificultades al nivel del aprendizaje y del lenguaje. Es por esta misma razón que son percibidos por los demás como extraños o excéntricos. En lo que sí presentan excelentes capacidades es en lo que respecta a la memorización de números y hechos.

Diagnóstico y tratamiento

Este síndrome puede ser muy difícil de diagnosticar, dado que los niños suelen funcionar bien en la mayoría de los aspectos de la vida y pueden pasar simplemente como “diferentes”.

Un diagnóstico e intervención precoz que involucre una formación educacional y social, puede dar muy buenos resultados. Si notas que tu hijo presenta algunos de los síntomas típicos de este síndrome, no dudes en buscar ayuda médica.
Aunque no existe cura para este síndrome, quienes lo padecen pueden llevar adelante una vida plena y feliz, sobre todo cuando son asistidos tempranamente. El tratamiento para el Síndrome de Asperger incluye el entrenamiento de habilidades sociales y educacionales, terapia cognitivo conductual y una serie de medicamentos.

Share