Personal Trainer. Beneficios de tener uno

ejercicios personal trainer

Hasta hace algunos años atrás el personal trainer era un beneficio del que disfrutaban algunos pocos, principalmente por la creencia de que disponer de un entrenador personal requería de demasiado dinero. Sin embargo, los tiempos han cambiado y la figura del personal trainer resulta cada vez más frecuente, no sólo en los propios gimnasios, sino también en casi cualquier espacio verde de la ciudad.


Para que de una vez dejes de postergarlo y te decidas a llamar ese personal trainer listo para adaptarse a tus horarios, diseñarte una rutina de ejercicios personalizada y brindarte la motivación necesaria para cumplirla, en este artículo te contamos los beneficios de tener un entrenador personal, acabamos con numerosos mitos y te enseñamos a elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. ¿Listo para ponerte en movimiento?

El personal trainer y algunos mitos que lo persiguen

Como lo dice su nombre, el personal trainer o entrenador personal es un profesional capacitado para diseñar un plan de entrenamiento teniendo en cuenta las necesidades de cada individuo. Sin embargo, lograr un buen posicionamiento en el mercado no fue tarea sencilla para este profesional, especialmente por diversos mitos que lo han perseguido durante largo tiempo. ¿Cuáles son estos mitos?

Un personal trainer es demasiado caro. Es cierto que tener un entrenador personal para mí solo puede no ser la opción más barata, pero de seguro sí es la que ofrece mejores resultados en cuanto a rendimiento y objetivos cumplidos. Asimismo, en caso de esta opción individual resultar demasiado costosa para tu bolsillo, siempre podrás optar por un entrenamiento en grupos reducidos guiados por un entrenador.

Un personal trainer únicamente grita. Puede ocurrir que en ocasiones el entrenador personal levante la voz para motivar y dar energías a la persona que está haciendo el ejercicio. Siempre que los gritos no resulten excesivos y sean en plan motivación debes entenderlos como parte del paquete y de seguro cuando comiences a notar los resultados habrá valido la pena tolerarlos.

Un personal trainer hará magia conmigo. Muchos individuos consideran que sólo por el hecho de contratar un entrenador el tema está resuelto. Lo cierto es que éste es tan sólo el primer paso. Es importante comprender que el entrenador será tan sólo el encargado de diseñar una rutina de ejercicios a tu medida y guiarte para la correcta concreción de la misma. Sin embargo, alcanzar los objetivos propuestos dependerá de tus ganas, tu voluntad, tu esfuerzo, tu disciplina y tu perseverancia.

Beneficios de contar con un personal trainer

Si bien podría decirse que los motivos para contratar un entrenador personal saltan a la vista, lo cierto es que nunca viene mal refrescar un poco la memoria y tener en cuenta algunas ventajas que tal vez antes pasaste por alto. Con este fin, te enumeramos una serie de beneficios por los que vale la pena tener un personal trainer. Estos son:

  • Una rutina de ejercicios personalizada

Si bien muchas veces los profesores del gimnasio tienen la intención de diseñar una rutina de ejercicios personalizada para cada individuo y poder acompañarlos en la ejecución de ésta, lo cierto es que por un tema de tiempos resulta imposible. Situación que no ocurre con un personal trainer, dado que al tratarse de un entrenamiento individual su principal tarea es pensar y acompañar una rutina que se adapte a las aptitudes de cada individuo y le permita alcanzar los objetivos que se ha marcado.

  • Atender también la nutrición y la salud

En el mundo virtual circulan centenar de dietas, consejos alimenticios, entre otra cantidad de información que puede resultar demasiado confusa y en algunos casos peligrosa. Contar con un entrenador personal podrá sacarte todas las dudas relacionadas con una buena nutrición y salud; incluso éste podría brindarte algunas recomendaciones para lograr que tu dieta se adapte tanto a tus necesidades como a tu entrenamiento.

  • Oportunidad de aprender cosas nuevas

Si careces de experiencia en cuanto a ejercicio físico, un personal trainer es la persona indicada para introducirte en este mundo, con él podrás aprender diversos conceptos básicos sobre el funcionamiento del organismo y la actividad física. Incluso de tener experiencia en el área, podrás aprender nuevos ejercicios, perfeccionar la forma en que los llevas adelante y mucho más.

  • Retroalimentación para superarte

Como mencionamos antes, la atención personalizada no es el fuerte de los gimnasios, por lo que recibir retroalimentación no es tarea sencilla. Sin embargo, un personal trainer estará pendiente únicamente de su cliente, por lo que de forma constante le estará haciendo comentarios que le permitan mejorar los ejercicios y avanzar un paso más en la persecución de sus objetivos.

  • Prevenir lesiones

La falta de supervisión lleva a que, en ocasiones, se usen de forma incorrecta los equipos del gimnasio, lo que muchas veces deriva en diversas lesiones. Situación que cuando se tiene un entrenador personal se puede prevenir de mejor manera, no sólo porque éste estará más pendiente, sino también porque le brindará las claves para realizar los ejercicios de forma correcta y así evitar futuras lesiones.

  • Una fuente inagotable de motivación

Uno de los grandes beneficios de contar con un personal trainer es que junto a él nunca te faltará motivación y energía para cumplir con la rutina de ejercicios. Estos profesionales siempre te impulsarán a ir un paso más, a superarte cada vez más, con la intención de que cuanto antes puedas lograr los objetivos planteados.

Despejar tu mente y mantener una charla agradable. Aunque en ocasiones se pasa por alto, el rato compartido con el entrenador personal es perfecto para despejar la mente y mantener una charla agradable con alguien. Incluso, muchas veces este profesional puede convertirse en la persona ideal para desahogarnos.

¿Todos los entrenamientos personales son iguales?

El auge que ha ganado durante los últimos tiempos la actividad física ha fomentado el nacimiento de distintas modalidades de entrenamiento personal, entre las que destacan las siguientes:

  • Entrenamiento personal a domicilio. Como lo dice su nombre, esta modalidad tiene lugar cuando el personal trainer se desplaza hasta el domicilio del cliente para desde ese punto arrancar la rutina de ejercicios. Se trata de un opción ideal para quienes carecen de tiempo y necesitan una dosis de motivación extra.
  • Entrenamiento personal en sala de musculación. Aunque no es la opción más común, muchas personas abonan cierta suma de dinero por concurrir a un gimnasio con su propio entrenador personal. Esta modalidad es perfecta para quienes gustan de realizar ejercicios acompañados y necesitan altos niveles de motivación.
  • Entrenamiento personal en grupo. Entrenar en grupos reducidos es una buena alternativa cuando se quiere ahorrar dinero. Esta modalidad puede ser sumamente motivante para quienes gustan compartir con otros deportistas. Además, el personal trainer se valdrá de la energía del grupo para que sus clientes logren sus objetivos.

Consejos para elegir el mejor personal trainer

Después de mucho pensarlo estás decidido a abandonar la pereza y retomar la actividad física de mano de un personal trainer. Entonces comienzas a buscar por Internet y te encuentras con un extenso listado de entrenadores personales y ahí aparece la interrogante: ¿cómo elegir el mejor? Para ayudar a que la búsqueda sea todo un éxito, te acercamos una pequeña guía con algunos consejos a tener en cuenta antes de contratar un personal trainer.

#1 Contar con formación certificad

Realizar actividad física no es ningún chiste, por lo que es imprescindible que la persona que contrates disponga del certificado pertinente que lo habilite a ejercer como entrenador personal. De esta forma tendrás la certeza de que estás en manos de una persona cualificada para cumplir con tal tarea y reducirás el riesgo de sufrir alguna lesión o malgastar tu tiempo.

#2 Asistir a una clase de muestra

Antes de decidirte por alguno, consulta si puedes asistir a una clase de prueba (muchas veces serán ellos mismos quienes te plantearán esta alternativa). Durante esta instancia, podrás conocer su modalidad de trabajo, el tipo de rutinas que propone, entre otros datos que te permitan concluir si es o no el profesional indicado para ti.

#3 Adaptarse a tus días y horarios

Una de las principales ventajas del entrenador personal es que se adapta tanto a tus días como horarios libres. Por ello, ni bien lo contactes debes consultarle qué tal le van tus horarios libres.

#4 Dejar en claro los costos de las sesiones

Este punto también es importante dejarlo en claro desde el comienzo. Una vez lo contactes o te reúnas con el profesional debes preguntarle acerca de sus honorarios, así podrás saber si se adapta a las posibilidades de tu bolsillo.

#5 Rutinas de ejercicio personalizadas

Ésta es otra de las principales razones para contratar un personal trainer. Por lo que es importante que antes de comenzar conozcas cómo se maneja a la hora de elaborar rutinas, si tiene en cuenta tus sugerencias, los objetivos que buscas cumplir, entre otros detalles importante. Además, en caso de concurrir a una clase de muestra debes evaluar si se preocupa de que sus clientes realicen de forma correcta los ejercicios, si les presta atención, etc.

#6 Alta capacidad de innovación

Después de uno o dos meses realizando la misma rutina de ejercicios es probable que comiences a aburrirte o a sentir que estás listo para dar un paso más. Por este motivo es fundamental que a tu lado tengas un entrenador personal que con frecuencia te proponga ejercicios nuevos, rutinas más desafiantes, etc.

#7 Responsabilidad profesional

Si bien ocurre rara vez, nunca está demás mencionarlo. Es importante trabajar con un personal trainer que no fuerce el físico de su cliente más de lo que éste resiste o en ese momento está preparado. Además, se debe prestar especial atención a que los ejercicios propuestos no signifiquen ningún riesgo para la integridad física de la persona.

¿Cómo aprovechar al máximo a tu personal trainer?

Después de seguir los consejos anteriores lograste encontrar un personal trainer sumamente cualificado que diseña excelentes rutinas de ejercicio y con quien te entiendes a la perfección. Ahora lo único que resta es aprovechar lo máximo posible a tu entrenador. ¿Cómo? Teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones.

  • Logra una buena relación con tu personal trainer

Tener un entrenador personal significa compartir bastante tiempo con esta persona y, generalmente, sin ningún otro acompañante. Por esta razón, si bien no hace falta convertirse en súper amigos, si es importante que se agraden, se entiendan y tengan algún interés en común del que charlar durante los entrenamientos. Ten presente que si no toleras a tu personal trainer será muy difícil que la actividad llegue a buen puerto.

  • Deja los objetivos bien definidos desde el comienzo

Desde el primer día debes hablar con tu entrenador y hacerle saber cuáles son tus expectativas en cuanto al entrenamiento. De esta manera, desde el comienzo podrán ponerse de acuerdo sobre la forma de trabajo y él podrá diseñar una rutina pensada en base a los objetivos perseguidos. Esta charla previa evitará que se pierda tiempo.

  • Aprovecha todos sus conocimientos

Un personal trainer es un profesional que conoce no sólo sobre actividad física, sino también sobre el funcionamiento del organismo, nutrición, salud, etc. Durante las sesiones de entrenamiento puedes aprovechar a hacerle todas las consultas que surjan y así adquirir numerosa información que te será de gran utilidad tanto para ese momento como para un futuro.

  • Sabe cuándo es tiempo de cambiar o de avanzar

Llegará un momento en que habrás cumplido los distintos objetivos iniciales trazados, por lo que tendrás que elegir entre terminar la “relación profesional” con el personal trainer o charlar con él sobre la posibilidad de cambiar el tipo de entrenamiento, de iniciar una actividad propiamente deportiva o proponerte nuevos objetivos y desafíos.

Llegando al final de esta nota ya tienes en claro qué es un personal trainer, cuáles son los beneficios de contar con uno, los pasos a seguir para contratar un buen profesional, e, incluso, una serie de recomendaciones para aprovechar los entrenamientos al máximo. Por lo que estamos en condiciones de afirmar que estás más que listo para contratar un buen personal trainer y salir a entrar por los parques de la ciudad.

Share