Los distintos tipos de Yoga. Ve cuál es el mejor para ti

tipos de yoga

Hay mil y un tipos de yoga a nuestra disposición, ¡qué fantástico! ¿Pero cuál es el que más conviene? Si estás pensando en probar clases de yoga por primera vez, ya sea como actividad física o ejercicio espiritual, es importante que conozcas los distintos estilos. Así podrás elegir el que más te conviene sin arrepentimientos.


El objetivo principal del yoga es crear una consciencia final a través de la práctica, pues su nombre proviene de una palabra en idioma sánscrito que significa “unión”. De acuerdo con la International Association of Yoga Therapists, el yoga puede usarse con el propósito de generar masa muscular, ayudar a mejorar el poder de concentración, eliminar impurezas de nuestros órganos y para adquirir una consciencia superior.

Sea cual sea tu propósito, el yoga es una práctica saludable que ya ha adquirido tanta popularidad que se ha comenzado a aplicar en escuelas, centros de salud e incluso en el espacio laboral. Si todavía no la probaste, en Vitalízate te contamos todo lo que debes saber para que tengas la clase de yoga que buscas.

Tipos de yoga

Si bien hay cientos de tipos de yoga, hoy abordaremos los más populares porque creemos que son a los que podrás acceder con más facilidad. Podrás practicarlos con instructores personales o en centros especializados. ¡Échales un vistazo y encuentra el que más te guste!

BHAKTI YOGA

El bhakti yoga es una rama del yoga focalizada en la devoción de lo Divino. No obstante, no es necesario ser religioso para practicar bhakti yoga, uno puede tomar lo Divino como la vida, la felicidad o lo que prefiera. Una herramienta tradicional para esta práctica es la lectura y recitación de textos clásicos. Para los devotos, hay distintos grados, etapas para ascender a la unión con lo Divino. Lo cierto es que esta práctica no se enfoca demasiado en posturas ni respiraciones, sino en distintas actividades de adoración.

HATHA YOGA

tipos de yoga
pressfoto / Freepik

El hatha yoga es uno de los mejores tipos de yoga para principiantes y, además, es el que se enseña comúnmente en cualquier gimnasio o centro deportivo. Se intenta llegar a un estado de meditación a través de las posturas o asanas y la respiración. También se realizan gestos particulares con las manos y prácticas de limpieza. Es un excelente estilo de yoga para aprender a liberar nuestra mente de pensamientos ociosos y ordenar nuestros pensamientos.

KUNDALINI YOGA

El kundalini es una práctica de yoga que busca la liberación de una energía especial que se ubica en la base de nuestra columna vertebral. Se dice que esta energía tiene forma de serpiente y que, a medida que vamos liberándola, la serpiente va ascendiendo por nuestra columna vertebral, hasta llegar a nuestra coronilla. Al liberar esta energía, de acuerdo con kundalini yoga, tenemos la posibilidad de amar incondicionalmente y sentirnos mejor que nunca.

En la práctica, se realizan posturas de yoga, cantos y mantras con velas e inciensos.
Se utiliza para sanar dolores físicos y emocionales. Si quieres lograr una conexión espiritual contigo mismo y con el mundo, el kundalini puede ayudarte.

BIKRAM YOGA

Uno de los tipos de yoga más particulares, el bikram yoga se basa en realizar una secuencia de asanas en una habitación con temperatura alta, entre 40 y 42º. Es una técnica desafiante pues debes concentrarte y realizar las 26 posturas soportando un gran calor.

Al comienzo y al final de la clase se realizan ejercicios de respiración para relajarse.

La clase dura una hora y media y, luego de realizar los ejercicios de respiración, se efectúan posiciones de equilibrio y luego se hacen asanas en el suelo.

Suele recomendarse para personas que estén buscando perder peso, pues sudar ayuda a quemar grasa. De todas formas, no se recomienda como primer paso para personas sedentarias, pues es muy demandante en cuanto a posiciones y tolerancia al calor. Ten en cuenta que la mayoría de los instructores no deja que los alumnos beban agua cuando quieren.

ASHTANGA YOGA

Este es uno de los tipos de yoga más populares y demanda mucha concentración. Se basa en secuencias predefinidas con movimientos rápidos y fluidos. Una típica clase de yoga comienza con las series de inicio, luego las principales seguidas de las asanas de estiramiento de espalda y, finalmente la secuencia de finalización. Con cada inhalación se realiza un movimiento y con cada exhalación se cambia a otro.

Como es un estilo de yoga muy demandante, no se recomienda para personas que no hayan estado activos a nivel físico por un período de tiempo largo. El Ashtanga es yoga para adelgazar y para aliviar el estrés acumulado, así que si quieres quemar grasa, esta rama del yoga puede ser para ti.

tipos de yoga
yanalya / Freepik

IYENGAR YOGA

Este tipo de yoga suele llamarse “muebles de yoga” porque se incentiva el uso de almohadas, correas y otro tipo de herramientas para realizar las posturas. Este apoyo en distintos elementos convierte al iyengar uno de los mejores tipos de yoga para personas con sobrepeso, embarazadas, mayores o que por algún motivo no están en buen estado físico.
Cuando realices Iyengar, verás que las posiciones se enfocan en mantener la postura de la montaña, llamada Tadasana, con ciertas variaciones. La idea es focalizarse en mantener una buena postura que cuide la columna vertebral y las caderas y, al mismo tiempo, permita un flujo de energía adecuado.

YOGA NIDRA

¿Quieres un desafío? Intenta no dormirte meditando acostado. En el yoga nidra se busca llegar a un estado de sueño lúcido en el que salen a la luz recuerdos desagradables. A medida que la persona va adquiriendo práctica, se vuelve capaz de observar estos sueños o recuerdos como un testigo, sin dolor, para así superarlo.
Se realizan ejercicios de respiración, concentración y dejar la mente en blanco. Se llega al umbral de sueño consciente tumbándose boca arriba en una colchoneta con los brazos extendidos a los costados y las palmas hacia arriba, manteniendo los ojos completamente cerrados.
Se recomienda esta rama del yoga para superar situaciones angustiosas, promover el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, reducir la presión sanguínea y superar adicciones. Como es sumamente relajante, también es recomendable para personas que sufren de insomnio y otros trastornos del sueño. No obstante, está contraindicado para personas que hayan sufrido de epilepsia o brotes psicóticos.

VINYASA YOGA

Entre los diferentes tipos de yoga, Vinyasa es uno de los que hace más énfasis en coordinar la respiración y los movimientos. Esto nos sirve para poder hacer cada postura de forma correcta y, además, desarrollar una consciencia sobre nuestra respiración para usarla a nuestro favor. Tiene sentido, entonces, que el nombre de este subgénero del yoga signifique “movimientos en sincronía con la respiración”.
Es ideal para niños, pues las posturas y movimientos son muy dinámicos y entretenidos. De todas formas, cualquier persona puede disfrutar de los beneficios del vinyasa yoga. Si estás buscando yoga para embarazadas, esta puede ser una buena opción, siempre y cuando le informes a tu instructor.

JAPA YOGA- YOGA CON MANTRAS

Llamado “el yoga de la meditación”, el Japa se basa en repetir determinados mantras cuyos sonidos producen vibraciones positivas para nuestro organismo. Los mantras se determinan según el chakra que se quiera trabajar.
La posición típica de japa yoga es sentado con piernas cruzadas y la columna recta. El único instrumento que precisaremos es un collar de meditación de 108 cuentas. Lo tomamos en nuestros dedos y con los ojos cerrados vamos diciendo el mantra una vez por cada cuenta hasta decirlo 108 veces. Como es una rama del yoga que no requiere mucho movimiento, suele recomendarse para cualquier persona.

JNANA YOGA

Jnana yoga se basa en aprender a diferenciar lo real de lo irreal con el fin de adquirir la sabiduría. Se cree que a través de ejercicios de meditación y contemplación, puedes llegar a adquirir un conocimiento de la verdadera realidad. Por eso mismo, también se recurre al debate y la argumentación. Cualquier persona que lo desee puede realizarlo, pero se recomienda tener una formación previa en el yoga, pues esta práctica suele ser de devotos.

TANTRA YOGA

Tantra quiere decir “continuidad” para referirse a la continuidad del cuerpo y la mente. Según este tipo de yoga, estamos compuestos de siete chakras o centros de energía que se alinean a lo largo de nuestra columna vertebral. El tantra yoga se relaciona con el kundalini, pues se toma la idea de la serpiente arrollada en la base de nuestra columna. A medida que vamos desarrollando y perfeccionando el tantra yoga, la serpiente energética va ascendiendo hasta llegar a nuestra cabeza.

RAJA YOGA

tipos de yoga
jcomp / Freepik

“Raja” quiere decir “rey”, por lo que Raja Yoga es la consideración de la mente como rey de nuestro cuerpo. Se le llama así porque a través de la meditación se busca llegar a un estado de consciencia espiritual que nos permita elegir los pensamientos que tenemos, para así vivir en armonía y poder reaccionar frente a distintas situaciones de la manera más saludable posible. Esto trae como resultado la conexión positiva con otros seres y con nosotros mismos.

De todos los tipos de yoga aquí descritos, el Raja es el único en el que se practica meditación de ojos abiertos. Tiene distintas etapas, desde la disminución de la percepción sensorial, la obtención de un estado de concentración agudo, la meditación para lograr un estado de comprensión y, por último la identificación con lo comprendido.

Es una corriente de yoga apta para cualquier persona que esté buscando mejorar su vínculo con los demás y consigo mismo.


YOGA AÉREO

El yoga aéreo es un enfoque nuevo a esta práctica que involucra la suspensión en hamacas especiales. Aquí se realizan las asanas o posturas de yoga. La capacidad de moverse con mayor libertad te permite experimentar nuevas posturas y divertirte en el proceso.

Es muy beneficioso para cuidar la higiene de la columna vertebral, ya que las posiciones nos permiten separar los espacios intervertebrales. Asimismo, es excelente para tonificar músculos, activar el sistema cardíaco y entrenar el sistema respiratorio, así como relajarse y lograr un estado de estabilidad emocional. Los centros que trabajan con este tipo de yoga cuentan con la supervisión de médicos, por lo que si tienes escoliosis, fibromialgia, hernias o sobrepeso, pueden realizar este yoga novedoso tomando las precauciones necesarias.

Mejor tipo de yoga para quienes recién comienzan

¿Quieres incursionar en el yoga pero no quieres pasar el ridículo o salir agotado? Hay algunos tipos de yoga que pueden iniciarte en el mundo de esta práctica de conexión espiritual con nuestro ser para que empieces con el pie derecho.

Kundalini Yoga

Para quienes buscan el equilibrio de los chakras, el kundalini es uno de los tipos de yoga más convenientes para dar el primer paso. Se basa en simples asanas y meditación, está más enfocado en el aspecto filosófico y espiritual del yoga. Se centra en los órganos relacionados con los chakras con el fin de optimizar sus funciones. También se canta durante las clases. Es un estilo de yoga muy cómodo para primerizos.

Hatha Yoga

Si no quieres terminar sudando al final de la clase, el Hatha yoga puede ser lo que buscas. Las posturas se realizan a una velocidad media y es apta para todos los niveles de yoga.

Yin Yoga

Casi todas las posturas se realizan acostado o sentado, con movimientos suaves y fluidos, por lo que es ideal para los principiantes, en especial para aquellos con vidas sedentarias. Además, es muy bueno para reducir los síntomas del estrés gracias a las asanas relajantes y la música de meditación.

Iyengar Yoga

Con fundamentos de biomecánica, los instructores de Iyengar yoga enseñan a sus alumnos a realizar las típicas posturas de yoga con ciertas modificaciones para reducir las posibilidades de lesión. Para lograrlo usan colchonetas, correas y distintos elementos. Asimismo, se realizan pausas entre las asanas, para que no agotes a tus músculos.

Ya conoces algunos de los principales tipos de yoga disponibles para principiantes, para personas sedentarias, embarazadas, niños, enfermo y cualquier otro curioso con ganas de probar. ¿Y tú en cuál incursionarás? ¡Cuéntanos!

Share