Las 5 mejores dietas para diabéticos

dietas para diabéticos

La dieta que lleva una persona diabética debe ser muy bien planificada. Si eres una persona diabética y quieres llevar un control de la ingesta de carbohidratos, proteínas y grasas, permítenos presentarte las 5 mejores dietas para diabéticos que puedes implementar.

Llevar una dieta diabética al pie de la letra con la ayuda de un nutricionista es útil para mantener un peso adecuado, prevenir la hiperglicemia o hipoglicemia, prevenir la hipertensión arterial y algunas enfermedades del corazón.




1. Dieta diabética completa

Como su nombre lo indica, esta dieta es completa e incluye todos los alimentos esenciales que no debe dejar de comer un diabético, además de otros alimentos complementarios. El plan de ingesta siempre va a ser ajustado para cada tipo de persona con la ayuda de su nutricionista.

Esta dieta libre de grasas trans es rica en: Legumbres, fibras integrales, pescados con alto contenido de omega 3, frutas (excepto los plátanos y uvas), verduras, aves de corrales, leche descremada, carne de res o de cerdo sin grasa, huevos y embutidos procesados con menos del 9% de grasa.

Es posible incluir esta variedad de alimentos a su dieta, siempre y cuando emplees estrategias para contar la cantidad de carbohidratos diarios que tu médico o nutricionista te recomiende.

2. Dieta diabética rica en fibras

Incluir abundantes alimentos ricos en fibra aporta muchos beneficios. Por ejemplo, ayuda a prevenir el estreñimiento ya que, como explican muchos médicos, es un nutriente indispensable para los intestinos. Por esa razón, muchas personas con diabetes han prestado mucha atención a la ingesta de fibras.

Entre los beneficios de la fibra, está el de eliminar desechos, mejorar el sistema digestivo e incluso hacer que te sientas saciado, a pesar de haber consumido pocas calorías. Adicionalmente, mejora el volumen de las heces.

Entre los alimentos que incluye esta dieta se encuentran: cereales integrales, pan, arroz, germen de trigo, guisantes, garbanzos, harina integral, almendras, cebada, níspero y lentejas.

3. Dieta hiposódica

Esta dieta es la que conocemos como “baja en sal” y aporta numerosos beneficios a pacientes diabéticos con riesgos en el sistema cardiovascular y el sistema renal. Al cumplir con una dieta hiposódica evitas la retención de líquido y la elevación de la presión arterial.

Se estima que la dosis diaria de sodio para una persona diabética debe ser hasta 4 miligramos. Los alimentos recomendables en esta dieta son: patatas, judías verdes, café, lentejas, pan integral sin sal, cebollas, lechugas y champiñones.

Los alimentos que se deben evitar en esta dieta son: los quesos, jamón, huevos, aceitunas, mostaza, galletas, conservas de hortalizas, algunas carnes y pescados.

4. Dieta libre de gluten

La intolerancia al gluten se ve manifestada solo en el 1% de la población y se nota más que nada en personas con diabetes mellitus tipo I. Esta dieta libre de gluten excluye los alimentos que contienen trigo como el pan, las galletas y las tortas.

El gluten es una glicoproteína que se encuentra dentro de la semilla del trigo. Es pegajosa y, por ende, es aquello que le da esa elasticidad a la masa. Sin embargo, su consumo excesivo puede ser dañino y altamente perjudicial si tienes diabetes.

5. Dieta vegetariana

Esta dieta está libre de carne de res, cerdo, cordero, ave y pescado. Es una opción saludable para personas con diabetes, ya que ayuda a contrarrestar la cantidad de grasas consumidas diariamente.

Los vegetales que incluyas no deben ser “escogidos arbitrariamente”. Si deseas una buena dieta, selecciona aquellos que no contengan almidón (glucosa vegetal). Evita consumir mucha patata y sustitúyela por berenjena, alcachofa o apio.

Deberás consumirlos frescos preferiblemente para evitar los conservantes químicos que muchas empresas colocan en sus productos. ¿Te parece sencillo? ¡A que sí!

Share