Cómo controlar el presupuesto familiar

Según el Instituto de Defensa al Consumidor, evitar las deudas parte por saber cómo controlar el presupuesto familiar, por acceder a una educación financiera y consumir responsablemente.


Controlar los gastos no es tarea sencilla. Siempre encontramos lo qué comprar y nos convencemos de que se trata apenas de un gasto más. Sin embargo, al sumar el total de gastos, nos damos cuenta de que necesitamos aprender a controlar el presupuesto familiar. La pregunta es, ¿cómo hacerlo?

Cómo controlar el presupuesto familiar

#1 Identifica los gastos

presupuesto familiar_
Dragon Images / Shutterstock, Inc.

A menos que tengas bien claro cuánto dinero entra a la familia y cuánto sale, no podrás planificar ni controlar el presupuesto. Los expertos recomiendan armar una planilla en un documento de Excel, en un cuaderno o en una aplicación móvil, donde conste el flujo económico familiar mensual y todos y cada uno de los gastos que tengan lugar, por pequeños que sean. A fin de mes, tendrás un termómetro de su situación financiera.

#2 Reduce gastos innecesarios

Reduce gastos
Alex Hinds / Shutterstock, Inc.

Una vez que hayas analizado el presupuesto del que dispones, podrás definir qué gastos son absolutamente necesarios y cuáles no. Los expertos aseguran que es posible reducir entre un 20% y un 30% de los gastos mensuales. Algunas de las cosas que pueden ayudarte en ese sentido es cambiar el plan de telefonía móvil o el paquete de cable contratado, por ejemplo.

#3 Controla los gastos fijos

Lisa S. / Shutterstock, Inc
Lisa S. / Shutterstock, Inc

Los gastos fijos tales como compras de supermercado, agua, luz, teléfono, gastos comunes, plan de salud, etc., no deben superar el 50% de la renda familiar. Si estuvieran por encima de ese valor, la familia deberá reconsiderar su actual estilo de vida y adaptarlo a la realidad de sus ingresos. Lo ideal es que se pueda ahorrar como mínimo un 10% de la renda mensual. Para ello, muchas veces hacen falta cambios radicales, como por ejemplo, mudarse o cambiar de colegio.

#4 Compara precios

compara precios
wavebreakmedia /Shutterstock, Inc.

La mejor manera de economizar es comparando precios. Hoy en día existen aplicaciones que te permiten investigar los precios de un mismo producto en distintos lugares. Si tienes claro dónde conviene realizar tus compras, estarás reduciendo tus gastos. La diferencia podrás ahorrarla o usarla para pagar deudas o comprar cualquier otra cosa que necesites.

#5 Planifica gastos futuros

Africa Studio / Shutterstock, Inc.
Africa Studio / Shutterstock, Inc.

Casi todos queremos cambiar el auto, irnos de viaje, o tener una casa propia. Si eres uno de ellos, saca cuentas de cuánto dinero precisarás para cada uno de estos proyectos y estima en cuánto tiempo podrás llevarlos a cabo. Así, podrás clasificar tus gastos según su inmediatez o lejanía en el tiempo y definir dónde guardarás el dinero para cada uno de estos fines.

#6 Evita pagar con cheque y tarjeta de crédito

pagar con cheque o tarjeta de crédito
Billion Photos / Shutterstock, inc.

Si precisas pagar con cheque o tarjeta de crédito, asegúrate de que puedas librarte de ello el mes siguiente sin comprometerte al pago de cuotas. Esto te ayudará a tener un mejor control de tu presupuesto y a no gastar más de la cuenta. Y si no puedes comprar contado, entonces más vale que no compres.

#7 Evita comprar por impulso

compras impulsivas
Andrey_Popov / Shutterstock, Inc.

Las compras superfluas y por mero impulso atentan contra cualquier presupuesto. Si quieres una mejor organización y planificación de tus gastos, tendrás que hacer el esfuerzo de no ceder ante todos tus antojos. En el momento te estarás privando de algo que deseas, pero a la larga podrás darte muchos más gustos. Una buena forma de comprar es preguntare: ¿realmente necesito esto o solo lo quiero?