Qué es el acné y cuáles son sus causas

chica joven con acné rostro

El acné es la afección de la piel más frecuente en el mundo, y afecta especialmente a los adolescentes. No obstante, el acné en adultos representa el 20% de los casos. De hecho, según indica la Academia Estadounidense de Dermatología el 85% de las personas entre 12 y 24 años han experimentado al menos un brote de acné. Además, las mujeres tienen una mayor tendencia a padecerlo que los hombres, e incluso hay un tipo de acné que afecta a los recién nacidos.

A pesar de ser tan común, la información acerca de esta enfermedad cutánea muchas veces escasea. Por eso, para ayudarte a entender mejor por qué es que salen granos en la piel, los tipos de acné que existen y más, sigue leyendo.

Qué es el acné y cómo se produce

El acné se produce cuando las secreciones oleosas de las glándulas sebáceas tapan los poros de los folículos de cabello. Si los poros son grandes, la obstrucción crea espinillas o puntos negros. Si son más pequeños se forman granos, es decir bultos del mismo color de la piel. Ambos tipos pueden desarrollar inflamaciones, bultos más profundos o nódulos, que se asocian con casos severos de acné (acné cístico) que suelen infectarse.

El acné se divide básicamente en 2 grupos: el acné no inflamatorio, también conocido como comedone, que incluye a los granitos y puntos negros; y el inflamatorio Incluye las pápulas, pústulas, nódulos y quistes que resultan de la lucha del cuerpo para contener una infección. El segundo tipo deja la cara enrojecida y es doloroso porque las células blancas están luchando contra la infección. Puede durar semanas e incluso meses y dejar marcas y cicatrices permanentes.

Los tratamientos para el acné se definen a partir de la severidad del caso:

  • El inflamatorio tiene una severidad leve.
  • Si tienes una mezcla de puntos negros, pápulas inflamadas y pústulas, es de una severidad leve a moderada.
  • Si tienes algunos nódulos además de las pápulas y pústulas, es un acné moderado.
  • Los quistes profundos son considerados síntoma de un acné severo.

Existen muchos mitos en torno al acné, por ejemplo que debes dejarlo ser, eventualmente pasará. Esto no siempre es lo ideal, porque sin tratamiento puedes terminar con manchas en la cara permanentes y cicatrices.

Causas del acné

Si bien las causas del acné no están 100% claras, existen varios factores que llevan a la aparición del acné. Es verdad que el estrés agrava el acné, pero no lo causa. Entonces, ¿qué lo causa?

#1 Hormonas

El acné típico de los adolescentes empieza con un aumento de la producción de hormonas. Durante la pubertad, tanto las chicas como los chicos producen niveles elevados de andrógenos, las hormonas masculinas que incluyen a la testosterona. La testosterona indica al cuerpo que necesita producir más seborrea, el aceite producido por las glándulas sebáceas de la piel.

Además, las pastillas anticonceptivas pueden detonar el acné en algunas mujeres y suprimirlo en otras. Algunos anticonceptivos inyectables y dispositivos intrauterinos de anticoncepción (DIU) también pueden causar acné.

#2 Bacterias

El exceso de seborrea bloquea las aberturas de los folículos de pelo, especialmente los que se ubican en la cara, cuello, pecho y espalda. Las bacterias crecen en esos folículos obstruidos, generando los puntos negros y granos.

#3 Esteroides

Los esteroides que toman algunos atletas y físico culturistas puede llevar a grandes brotes de acné.

Es importante aclarar que el acné no se genera a raíz de una falta de higiene. No obstante, el exceso de lavado o limpieza puede irritar la piel y hacer que el acné empeore. Además, si te limpias demasiado puedes resecar la piel, y para recuperar la hidratación la piel produce más aceite, empeorando la situación.

Consecuencias del acné

El acné causa mucho más que unos granitos en la piel. No solo puede tener consecuencias físicas permanentes, sino además problemas a nivel psicológico.

  • Baja autoestima: muchas personas que padecen acné dicen que esta afección los hace sentir mal sobre ellos mismos. A causa del acné no quieren pasar tiempo con amigos, dejan de ir a la escuela y el trabajo, sufren el absentismo y sus notas bajar considerablemente.
  • Depresión: muchos de los que sufren de acné tienen problemas más grandes que la baja autoestima: pueden llegar al punto de padecer depresión, una condición médica seria. La depresión puede llegar a ser tan mala que lleva a algunos a tener pensamientos suicidas e incluso terminar en un intento de concretarlo.
  • Manchas oscuras en la piel: las manchas aparecen cuando el acné se cura. Estas manchas pueden demorar meses e incluso años en desaparecer.
  • Cicatrices: quienes sufren de quistes y nódulos a causa del acné quedan con cicatrices una vez que la enfermedad desaparece. Son permanentes, pero lo peor de todo es que ¡son prevenibles!

Remedios caseros para el acné

#1 Bicarbonato de sodio

El bicarbonato funciona como exfoliante para la piel, desbloqueando los poros y eliminando las células muertas. Ayuda a regular el pH de la piel, es antiinflamatorio y antiséptico.

Para preparar este remedio casero mezcla:

  • 2 cdas de bicarbonato de sodio
  • 1 cdta de canela en polvo
  • Jugo de medio limón
  • 5 cdas de miel

Aplica la mezcla en la cara y enjuaga después de 5 minutos. Otra posibilidad es preparar una pasta con 2 cditas de bicarbonato y agua. Enjuaga después de 5 minutos. Puedes aplicar cualquiera de los dos tratamientos entre 2 y 3 veces por semana.

#2 Té verde

El té verde tiene muchas propiedades antioxidantes, especialmente para el acné, según revelan nuevos estudios. Para aprovechar estos beneficios, coloca 2 cditas de hojas de té verde sueltas o 1 bolsa de té en una taza de agua hirviendo, y deja reposar por 4 a 5 minutos. Luego que enfríe viértelo en una botella con atomizador y rociar la cara o mojar un algodón en el té y pasarlo por el rostro.

#3 Aceite esencial de árbol de té

Este aceite es antibacteriano, actúa como solvente, atravesando el sebo y desbloqueando los poros y eliminando las bacterias que causan el acné. Lo bueno de este aceite es que no necesitas hacer ninguna mezcla o diluirlo en agua. Simplemente aplica una gota del aceite 3 veces al día.

#4 Papaya

Esta fruta es muy popular en los productos de belleza ya que contiene papaína, ideal para desinflamar y dejar la piel suave. Es muy útil para combatir el acné porque elimina las células muertas y el exceso de grasas en la piel. Para usarlo primero limpia el rostro con agua, sécalo y después colócate la pulpa de papaya triturada hasta que quede espeso. Deja actuar por 15 a 20 minutos y después enjuaga la cara con agua tibia.

#5 Nuez moscada

La nuez moscada sirve para suavizar y revitalizar la piel si lo utilizas regularmente. Además, es un exfoliante natural muy bueno, eliminando los puntos negros y las células muertas. También ayuda a eliminar las cicatrices que puede dejar el acné.

Crea una pasta de nuez moscada en polvo y leche fría y aplícala sobre la zona afectada.

#6 Vinagre de Sidra

Este tipo de vinagre es ideal para el acné porque es antibacteriano, equilibra el pH de la piel, evitando que las bacterias se proliferen, y además es un buen astringente. Para aprovecharlo mezcla una parte de vinagre y 3 de agua, moja un algodón con esa solución y aplica. Deja actuar por 10 minutos o incluso por toda la noche. Aplica varias veces al día y lava el rostro después de pasado el tiempo. Termina aplicando una crema hidratante.

#7 Tomate

El tomate es un gran aliado para tratar los puntos negros y abrir los poros de la piel, así como para aclararla. Prueba cortar un pedazo de tomate y frotarlo por el rostro, dejándolo actuar por 15 minutos y enjuaga con agua fría.

#8 Aloe Vera

El jugo del aloe vera es muy útil porque hidrata la piel y cura las cicatrices del acné. Puedes cortar directamente un pedazo de la planta y untarte el líquido que produce en el rostro, o comprar el gel natural que venden en farmacias o supermercados. Simplemente asegúrate de no comprar un producto con ingredientes artificiales.

#9 Huevo

Aprovecha las claras de huevo que son buenas como exfoliantes y para limpiar el rostro de secreciones y exceso de sebo. Aplica una mascarilla de claras de huevo en el rostro y déjala actuar por 30 minutos. Luego enjuaga con abundante agua fría.

#10 Cáscara de Naranja

La cáscara de naranja ayuda a limpiar el exceso de grasa y las células muertas que obstruyen los poros. Crea una mascarilla facial y aprovecha la vitamina C y las propiedades astringentes de la fruta. Deja que las cáscaras se sequen al sol, muélelas en la licuadora o mortero y añade agua hasta que quede una pasta. Aplícala y deja entre 20 y 25 minutos, para después enjuagar. Una vez removido coloca crema humectante en todo el rostro.

#11 Pepino

El pepino es completamente refrescante, hidrata la piel y la deja tersa y suave. Machaca el pepino, forma una pasta y aplícalo sobre la cara. Deja por 30 a 45 minutos y enjuágala.

#12 Jugo de Limón

El jugo de limón no solo tiene vitamina C, es ácido por tanto exfolia la piel, y contrae los tejidos ayudando a que las lesiones se sequen. También blanquea la piel y reduce el enrojecimiento. Para aprovechar estas propiedades primero necesitas lavar la cara, luego frota una rodaja de limón en la zona y deja que actúe. Otra opción es crear una solución de partes iguales de agua de rosas y limón y aplica.

#13 Cilantro

Mezcla jugo de cilantro con una pizca de cúrcuma en polvo. Así lograrás un ungüento casero para aplicar en el rostro todas las noches antes de dormir. Igualmente recuerda limpiarte la cara antes de colocar la mezcla. En lugar del cilantro puedes usar jugo de menta.

#14 Cáscara de banana

Las bananas tienen muchas grandes propiedades, entre ellas las de reducir la hinchazón y estimular la producción de nuevas células. Frota una cáscara de banana en la cara con movimientos circulares hasta cubrir todo el rostro, deja 30 minutos y después enjuaga.

#15 Leche o yogurt

Mucho se ha dicho en torno a que los lácteos pueden afectar negativamente el acné, pero la realidad es que ayudan a reducir los brotes calmando la irritación, disminuye el enrojecimiento y realza el tono natural de la piel. Tienen ácidos antibacterianos y aumentan la humectación de la piel.

Para aprovechar las propiedades de la leche o el yogurt deja que alcancen temperatura ambiente, luego mezcla 1 cda. de leche o yogurt con 1 cda. de miel y aplica en el rostro con un algodón o pincel. Deja reposar por 10-15 mins. y enjuaga tu rostro, frotando una toalla de forma suave y circular para eliminar las células muertas. Luego hidrata tu piel con la crema de tu elección.

#16 Miel

Mezcla 3 cdas. de miel con 1 cdita. de canela en polvo. Aplica la pasta sobre los granitos y deja actuar durante la noche. Por la mañana enjuaga con agua tibia. Repite por 2 semanas y verás cómo desaparecen esos molestos granitos.

# 17 Sándalo

Haz una pasta con sándalo en polvo y un poco de agua. Aplica y deja actuar toda la noche y enjuaga con agua fría al otro día.

#18 Ajo

El ajo tiene propiedades antibacterianas que ayudan a tratar el acné. Frota el ajo directamente sobre la piel afectada por varias veces al día y elimina así las cicatrices.

Ahora que ya sabes qué es el acné, cuáles son las causas de esta molesta y a veces dolorosa afección, y cómo tratarla con efectivos remedios caseros para el acné, ya no tienes excusa para cuidar tu piel. ¿Qué esperas para empezar a aprovecharlos?

Share