Abdominales isométricos: ¡ejercicios para lograr un abdomen de ACERO!

Según explica el personal trainer Michael Boyle, los abdominales isométricos son ejercicios de tensión constante en las fibras musculares. Se practican en intervalos intensos y se realizan sin efectuar movimientos.


¡Hoy en Vitalízate te proponemos una rutina de abdominales isométricos para lograr un abdomen de ACERO!

Tipos de abdominales isométricos

La “plancha” (plank)

plancha
Guryanov Andrey / Shutterstock, Inc.

La “plancha” es muy común en rutinas de yoga, pilates y entrenamiento CORE. Trabaja los músculos del diafragma y el recto abdominal, hasta los músculos oblicuos y transversos. Para hacerla, colócate boca abajo con el torso recto. Coloca las palmas de tus manos sobre el piso y contrae los músculos. Si quieres aumentar el nivel, apoya tus codos y levanta una pierna.

Elevación lateral

elevación lateral
Fuente: Tuzemka / Shutterstock, Inc.

La elevación lateral trabaja los oblicuos. Puedes hacerla colocándote de costado, con el cuerpo levemente levantado. Pon un brazo detrás de tu cabeza y flexiona una pierna. Cuando tengas el equilibrio necesario, mantén la postura por unos 30-60 segundos.

Elevación frontal

elevación frontal
Tuzemka / Shutterstock, Inc.

La elevación frontal trabaja todos los músculos de los abomínales. Hazla con el torso completamente apoyado sobre el suelo, las piernas levantadas y los brazos intentando tocar los pies. Realiza contracciones rápidas y descansa cada 2 o 3 intervalos intensos.

Realiza esta rutina de entrenamiento de abdominales isométricos luego de 10-15 minutos de cardio. Luego de terminarla, no olvides realizar estiramientos para no dañar los músculos y las articulaciones.

Beneficios de los abdominales isométricos

  • Proporcionan fuerza muscular igual o superior a la obtenida con abdominales hipopresivos.
  • Proporcionan resistencia abdominal al realizar cualquier tipo de ejercicio.
  • Previenen y hasta alivian ciertos dolores lumbares causados.
  • Mejoran las descompensaciones ocasionadas por la atrofia muscular.
  • Ofrecen una dinámica de ejecución más segura y sencilla, sin movimientos bruscos y lesivos.
  • Ayudan a mejorar la postura corporal.